25 dic. 2009

LAS FIESTAS QUE UNOS TANTO QUIEREN Y OTROS ODIAN



25 de diciembre... llegó el día de Navidad.

Lo cierto es que tengo ganas de que pasen estas fiestas, recuerdo con cariño, cuando era pequeña, como deseaba que llegaran, nos reuniamos la familia, nunca fué muy grande, pero era entrañable, mis padres, mis tios, mis primos... pero llegó un momento que cada cual comenzó a hacer su vida, y la Navidad desde ese día cambió. La etapa en la cual una deja de ser niña (aparentemente) para hacerse un ser adulto (aparentemente también) tiene sus pros y sus contras... en mi caso la Navidad dejó de ser bonita, dejó paso a otro tipo de pensamientos... echar de menos a mis seres queridos (aunque eso es algo que hago todo el año), ha pensar en lo que podía tener y no tengo, a evaluarme como persona durante 365 años y resumirlo el día 31 (estupido verdad) pero lo hago, siempre lo he hecho, y aún así, sigo la tradición de pedirle al año que viene, que me traiga lo que no me ha aportado este y eso se repite año, tras año....
No obstante, como soy tradicional en ciertas cosas... FELIZ NAVIDAD  para aquellos que la vivan interiormente y para los que no, simplemente vivir el momento y el día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario